Ratificando su atento seguimiento a todos los detalles, Gabriel Heinze, al finalizar la práctica del plantel profesional con vistas al partido de vuelta ante Lanús -el lunes a las 21 en el José Amalfitani-, se acercó a la vecina cancha donde jugaban las Reservas y alambrado mediante siguió atentamente el desarrollo del partido. Una escena habitual cada fin de semana cuando juegan las inferiores y el técnico de la Primera de Vélez es un entusiasta observador.

“En un momento me puse muy nervioso. Y después me puse muy contento cuando ganaron. Fue muy lindo como jugaron los chicos. Cuando Lanús descontó, siguieron de la misma manera y no bajaron los brazos”, señaló Heinze. Vélez se impuso 4 a 1 y pasó a la siguiente fase por diferencia de gol. En la ida, el equipo dirigido por Guillermo Moriggi había caído 2 a 0.

El Gringo observó el desempeño de la Reserva. Foto: Prensa Vélez.

Apuntando a la formación para el lunes, Joaquín Laso, recuperado de la sobrecarga en el isquiotibial, reaparecerá en lugar de Lautaro Giannetti, expulsado en el partido de ida y sancionado con una fecha. Y Pablo Galdames sería el reemplazante de Nicolás Dominguez, quien sumó la quinta tarjeta amarilla y estará ausente por primera vez en el ciclo de Heinze. La duda pasa por Matías Vargas, quien habìa sufrido un fuerte golpe en el tobillo ante Independiente, en la anteúltima fecha de la Superliga. La semana pasada estuvo en el banco y no ingresó. Heinze no dio pistas: “está apto” fue su lacónica respuesta sobre el Monito. Justamente el técnico también había sido expulsado en cancha de Lanús y sancionado con una fecha; pero pagará la multa económica correspondiente y ocupará su sitio en el banco este lunes a la noche.

“Me voy a hacer cargo del costo económico, la institución no va a gastar absolutamente nada. Es una responsabilidad y obligación mía”, afirmó el entrenador en la conferencia de prensa en la Villa Olímpica.

Al ser consultado sobre la difundida actitud de Marcelo Bielsa en Inglaterra, ordenándole a los jugadores de Leeds que se dejasen hacer un gol,  Heinze manifestó: “No me ha sorprendido ese gesto por lo poco o mucho que conozco a Marcelo. Acá hubo un revuelo importante, pero yo tuve el privilegio y la suerte de jugar en ese país y es una cultura muy diferente a la nuestra. Me puse a pensar si yo hubiese tenido la misma grandeza de Marcelo ante un hecho así y realmente no tengo la respuesta”.

“Solamente tenemos el camino de luchar y defender todo lo que hicimos en el partido de ida. La concentración tiene que ser total. Sabemos que será un partido durísimo”, opinó sobre el partido con Lanús. Y tiró una queja: “Me da bronca no poder entrenar el domingo en la cancha. Me molesta no poder utilizar mi casa”.

El sábado, el estadio Amalfitani albergará el partido de rugby entre Jaguares y Stormers y al día siguiente el campo de juego y las instalaciones serán reacondicionadas