Carlos Tevez obtuvo anoche su título número 27 como profesional, y desea volcar toda su experiencia para liderar a Boca Juniors hacia su “sueño”: “volver a ganar la Libertadores”.

“Soy el líder positivo que Boca necesita. Con Guillermo (Barros Schelotto) estuve mucho en el banco y siempre tiré para adelante. Me comí un montón de cosas, nunca tiré para atrás. Y hoy, que tengo la posibilidad de jugar un poco más, menos que menos”, indicó “Apache” en una entrevista con DirecTV Sports.

Claro, la obsesión de todo el mundo xeneize, y sobre todo desde la final perdida ante River Plate, es volver a ser campeón continental, algo que no logra desde 2007.

“Volver a ganar la Libertadores en Boca es el sueño que me queda por cumplir. Estoy haciendo todo lo posible para poder lograrlo”, aseguró. 

El capitán del conjunto de la ribera apunta a “reconstruir la mística de Boca”, porque “hoy para el club es muy difícil ganar campeonatos”.

“Necesitábamos sacar los fantasmas porque jugar tantas finales sin poder ganarlas te pesa en la cabeza. Nos merecíamos este campeonato más que nadie”, celebró la obtención de la Supercopa Argentina.

Tevez admitió que está “disfrutando los últimos momentos” de su carrera, que incluso podría haberse terminado en Mendoza, si fallaba el penal que ejecutó en la definición ante Rosario Central.

“El penal era muy caliente. Se me vino a la cabeza decir: ‘o me retira o me hace las cosas más fáciles’. Por suerte, entró”, reveló.