El Barcelona, flamante campeón de La Liga española de fútbol, estrenó hoy el título con una derrota de visitante 2-0 ante el Celta, presentando una formación alternativa sin su gran figura, Lionel Messi.

En el marco de la trigésimo sexta fecha, el conjunto blaugrana estuvo muy lejos de su juego característico y perdió ante un rival que aprovechó sus oportunidades.

Los goles de Celta los convirtieron Maxi Gómez y Aspas, de penal.

Barcelona reservó a sus habituales titulares para el desquite del martes ante Liverpool, por las semifinales de la Champions League, en Inglaterra, luego de la gran victoria 3-0 de la ida.