El arquero español Iker Casillas recibió hoy el alta médica en Portugal, luego de haber sufrido la última semana un infarto cuando realizaba un entrenamiento con el Porto, y agradeció las muestras de cariño que tuvo.

“Hay que estar agradecido, porque he tenido mucha suerte. Quiero darle las gracias a mucha gente, me han hecho sentir querido. Hay que sacar una sonrisa de estos momentos, me emociono viendo a tanta gente que ha venido aquí”, expresó un emocionado Casillas en la puerta del hospital.

Y agregó: “Quiero dar gracias por las miles de muestras de cariño en las redes y en diferentes ámbitos del fútbol. Habrá que esperar un par de semanas o un par de meses, la verdad es que me da igual. No sé qué será el futuro, pero lo más importante era estar aquí y poder hablar tranquilamente”.

Luego de haber sufrido el inconveniente cardíaco, Casillas recibió el apoyo de distintas personalidades del deporte y de instituciones, como ocurrió con el Real Madrid, su ex club.