Gimnasia y Esgrima de Mendoza logró hoy un agónico empate 1-1 como local ante Almagro, en el encuentro de ida de cuartos de final del torneo Reducido de la Primera B Nacional, que entregará el segundo ascenso a la Superliga.

El equipo de Gastón Esmerado se adelantó en el resultado a los 19 minutos del segundo tiempo, gracias a una conquista del experimentado delantero Juan Manuel Burrito Martínez.

Sin embargo, Almagro no supo ampliar la ventaja en el estadio Víctor Legrotaglie y le permitió al elenco mendocino seguir con vida en esta serie, gracias a un bombazo a cuatro minutos del final de su capitán, Pablo Cortizo, que significó el empate definitivo.

La revancha de esta llave, que tiene final incierto, se disputará el próximo lunes a las 21.05, en José Ingenieros.