Brindar una conferencia de prensa en su barrio, La Paternal, con la presencia de familiares y amigos, y en la previa de un partido en el que se enfrentará nada menos que en el estadio Monumental ante River, su ex equipo, parece haber sido demasiado estímulo para las emociones más profundas de Andrés D’Alessandro.

El volante creativo de Inter de Porto Alegre no pudo contener las lágrimas durante la conferencia de prensa que protagonizó en el estadio de Argentinos Juniors, donde el equipo brasileño se entrenó con vistas al choque con el Millonario, el último por el Grupo A de la Copa Libertadores.

Allí le preguntaron sobre sus cuentas pendientes en el fútbol argentino, y el Cabezón respondió: “Haber ganado un título internacional más importante: una Libertadores o una Sudamericana”.

“Tuve la suerte de volver a River en 2016. Era mi cuenta pendiente hasta ese momento. Pude volver, (Rodolfo) D’Onofrio me abrió las puertas y gané un título internacional (Recopa Sudamericana 2016), que no era de los más importantes, y la primera Copa Argentina con el club”, repasó.

Además, agregó: “En la vida no se puede tener todo y lo que tengo gracias a dios estoy feliz y contento. No tengo nada que reprocharme, ninguna cuenta pendiente. Estoy feliz de poder haber vuelto y jugar en Argentina”.

Después de hacer un esfuerzo vano por contener el llanto, D’Alessandro indicó los motivos de su emoción, y apuntó la presencia de su papá, su mamá, su hermano y amigos. “Estoy a dos cuadras de mi casa”, remarcó.

En sus redes sociales, D’Alessandro también dedicó un mensaje hacia su barrio y su familia.