Lionel Messi dejó Anfield Road en silencio

Con el ánimo por el piso, sus manos introducidas en los bolsillos de su campera y pasos firmes y rápidos. Así dejó hoy Lionel Messi Anfield Road, tras la eliminación de Barcelona frente a Liverpool en las semifinales de la Champions League.

No fue la mejor noche para el delantero rosarino. Tuvo varias situaciones de riesgo que pudieron darle oxígeno a su equipo en la serie, ante un rival que salió a jugársela por completo. En todas falló.

Primero fue el arquero brasileño Alisson el que envió un zurdazo por encima del travesaño. La segunda oportunidad fue la más clara: Jordi Alba picó al vacío y prácticamente le cedió la definición, pero Messi quiso eludir al último defensor y éste impidió la ejecución.

Luego tuvo un remate de media distancia mordido y una cesión a Coutinho y otra a Jordi Alba como jugadas destacadas. Después el capitán blaugrana mostró la misma confusión que el resto de sus compañeros.

Quizás allí radica la explicación de su salida en silencio de Anfield Road, donde una vez más quedó trunco el sueño de alzar otra vez la Orejona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *