Cuarenta y seis años después de aquella serie a dos partidos, el Liverpool y el Tottenham volverán a verse las caras por una competición europea, aunque la que se viene, la que tendrá como escenario el estadio del Atlético Madrid, será la más importante porque es la final de la Champions League.

El único cruce “europeo” entre ambos equipos fue por una de las semifinales de la UEFA Cup de 1972/73.

En el encuentro de ida, jugado en Liverpool, los “Diablos Rojos” se impusieron 1-0, con un gol marcado por Alec Lindsay; y en la revancha los Spurs superaron a su rival 2 (los de Martin Peters)-1 (Steve Heighway).

El gol conseguido como visitante le valió al Liverpool el pase a la final, en la cual derrotaría al Borussia Mönchengladbach, ganando su partido como local 3-0, y cayendo en cayendo en condición de visitante 2-0.

Foto: uefa.com