Se divulgaron en las últimas horas audios de Juan Tejera, defensor de Estudiantes de Río Cuarto, en los que aseguró que el equipo cordobés ascendió a la Primera B Nacional comprando arbitrajes.

“Cuando yo vine acá, me dijo el presidente: ‘Vení que vamos a ascender, ya está todo hablado y este año vamos a ascender nosotros’. Pasando los partidos, empezaron a cobrar a favor de nosotros cosas que nada que ver. Cualquier falta o algo, era todo a favor de nosotros”, expresó el futbolista en uno de los mensajes que difundió el canal televisivo C5N.

En otros de los audios, Tejera, recordó que su equipo “siempre tenía un penal a favor, o los árbitros mismos metían para adentro”.

“Por eso te digo que ya estaba todo arreglado el ascenso y no fue algo luchado. Acá estaban todos arreglados los árbitros, de visitante o de local ganábamos sí o sí. Dicen que le debían un favor al presidente desde el año pasado…”, confió el jugador.

Luego, en una entrevista con TyC Sports, Tejera reconoció haber mandado esos mensajes a un grupo de amigos de Whatsapp, pero aseguró que fueron editados.

“Me quiero morir, me editaron todo los audios que tengo en un grupo de amigos. Imaginate la bronca y la angustia de no poder salir a la calle”, se defendió.

Por su parte, Estudiantes de Río Cuarto emitió un comunicado en el que le endilgó la culpa de la difusión de los mensajes a “una dialéctica política”.

Lo cierto es que el conjunto cordobés fue beneficiado en varios de sus partidos, en algunos de manera escandalosa. Habrá que investigar si se debió a simples errores arbitrales o a situaciones premeditadas.