Stephen Curry tuvo anoche un partido consagratorio, o más bien una segunda mitad y particularmente un último cuarto para el recuerdo, y el entrenador de Golden State Warriors, Steve Kerr, comparó al base con el argentino Emanuel Ginóbili.

“Puede hacer algunas jugadas que te quedan en la cabeza. A veces hace algunas jugadas y te quedás pensando qué hizo. La mayor parte del tiempo el es increíble, es valiente, y eso es lo que lo convierte en quién es. Me recuerda un poco a ‘Manu’ Ginóbili. No en su estilo de juego, pero sí en su naturaleza audaz. Él es un jugador de básquet increíble, un líder maravilloso para su equipo, hace jugadas fantásticas bajo presión”, expresó Kerr en conferencia de prensa, tras el partido en el que su equipo eliminó a Houston Rockets para acceder a la final de la Conferencia Oeste.

Curry, tras una primera mitad para el olvido, sin convertir, cerró con 33 puntos, de los cuales 23 fueron en el último cuarto.

Fue una gran prueba de personalidad para la estrella de los Warriors, que supo liderar a su equipo en un encuentro en el que no tuvo a su lado al lesionado Kevin Durant, quien venía siendo una de las grandes figuras de los Playoffs.