Sergio Agüero volvió a ser determinante hoy para que Manchester City se consagrara campeón de la Premier League por segunda temporada consecutiva, ya que convirtió un tanto en un momento clave en la victoria 4-1 como visitante sobre Brighton.

Los ciudadanos llegaron a la última fecha con un punto de ventaja sobre su escolta, Liverpool, por lo que con un triunfo se quedaban con el título. Pero el humilde Brighton no le hizo fácil el camino hacia la consagración, o al menos en el comienzo del partido.

Glenn Murray, a los 26 minutos de juego, les ganó de cabeza en el área chica a su marcador, Olexandr Zinchenko, y a la débil salida del arquero Ederson, y abrió el marcador para el local.

Pero ahí apareció “Kun”, el máximo goleador de la historia de Manchester City, para empatarlo un minuto más tarde, con una buena definición por entre las piernas del arquero Mathew Ryan, luego de una habilitación de taco de David Silva. Fue su tanto número 21 en esta Liga y el 164 en el club.

Duró poco la zozobra, gracias al delantero argentino, pero también porque el gol de cabeza de Aymeric Laporte a los 37 les permitió a los dirigidos por Josep Guardiola irse al descanso en ventaja.

En el segundo período ya fue todo de la visita, que lo liquidó con dos golazos, uno de Riyad Mahrez a los 17 y otro de Ilkay Gundogan a los 26, este último de tiro libre.

Fue la decimocuarta victoria en fila para el campeón, que en esta temporada ya ganó la Copa de la Liga, aunque se quedó con el sabor amargo de no haber podido obtener la Champions League. Podría conseguir su tercera copa si se impone en la final de la FA Cup.

Para Agüero fue su decimosegundo título (diez en el club cuyos hinchas lo idolatran). Nicolás Otamendi, quien hoy jugó los últimos cinco minutos y partirá posiblemente a mitad de año, obtuvo el sexto con esta camiseta.

Liverpool hizo su trabajo y venció 2-0 como local a Wolverhampton, pero no le alcanzó. De todos modos, podría tener su consuelo nada más y nada menos que siendo campeón europeo, ya que jugará la final de la Champions ante Tottenham.