El entrenador de Boca Juniors, Gustavo Alfaro, aseguró esta noche que quería “dejar la llave abierta” ante Vélez Sarsfield para el desquite en La Bombonera y que todo se definirá “por detalles”.

“Queríamos dejar la llave abierta, se va a definir por detalles. Tenemos que descansar se van a definir por detalles, tenemos que descasar, eso le dije a los jugadores en el vestuario”, expresó el técnico en rueda de prensa, luego del empate 0-0, en el estadio José Amalfitani, por los cuartos de final de la Copa Superliga.

Sobre los insultos a Mauro Zárate de parte de los hinchas de Vélez en medio de la entonación del himno nacional, Alfaro comentó: “Entiendo las pasiones y los sentimientos, pero jamas insultaría a mi peor enemigo en medio de un acto conmemorativo”.

“Hablé muchas cosas con Mauro (Zárate), no sólo de este contexto, yo no iba a hacer nada que perjudique a él o a Boca. Lo que hablé con él fue que la decisión era suya y la respuesta fue que quiere jugar todos los partidos de Boca. Quiere mucho a Vélez, pero hoy está en Boca”, dijo el entrenador.