El director técnico de Ferrari, Mattia Binotto, afirmó que el equipo “no tiene respuestas” a los problema que padece el modelo SF90 en el actual campeonato de la Fórmula 1, y para ahondar aún el desconcierto que se vive en la “Casa de Maranello” agregó que el concepto del auto “podría estar equivocado”.

“Necesitamos arreglar esto, pero tenemos que hacer el análisis adecuado e intentar entender el equilibrio, la carga aerodinámica y quizás incluso el concepto del monoplaza. Ahora mismo no tenemos la respuesta”, dijo Binotto al portal web Crash.net.

El último fin de semana en Montmeló, las Ferrari de Sebastian Vettel y Charles Leclerc no sólo no pudieron competir con los Merecedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, sino que también fueron desplazados del podio por el Red Bull de Max Verstappen.

“Descubrir que todo el concepto del Ferrari es equivocado, no sería un desastre. Depende de nosotros evaluar la situación y mejorar en el futuro”, agregó.

Con relación a lo sucedido puntualmente en Barcelona el último fin de semana, el responsable técnico señaló que “respecto a la potencia en recta, sí fuimos lo suficientemente buenos, pero todavía tenemos algunas debilidades en el coche que quedaron en evidencia a lo largo de este fin de semana.  Perdemos mucho tiempo en todas las curvas, no solo en el último sector. En cada curva somos lentos”.

Binotto incluyó dentro del complicado panorama a los neumáticos, aunque no descargó responsabilidades sobre Pirelli, la empresa proveedora.

“Los neumáticos son difíciles de gestionar,  y pienso que las gomas son un factor clave del coche. Lo cierto es que los neumáticos se comportan de forma diferente en comparación al año pasado. Pirelli ha cumplido con sus objetivos, pues no hay blistering, y eso es algo positivo”, indicó.