Volvió Stpeh Curry, el de la mano certera, el del “instinto asesino”, y lo sufrieron los Portland Trail-Blazers, y de qué manera.

Fueron 37 puntos, con un 11 de 22 en tiros cancha, un perfecto 11 de 11 desde la línea de libres…Es cierto, el panorama de los triples no fue bueno: sólo acertó 4 de sus 14 intentos.

Pero como suele suceder en muchas ocasiones, lo de Curry fue mucho más allá de lo que registra la planilla, porque su irrupción en el juego fue cuando Portland estaba 17 puntos arriba (67-50) y amenazaba con ampliarla aún más.

La serie por la final de la Conferencia Oeste de la NBA, que Golden State gana 2-0, se traslada ahora a Portland, y seguramente todos los Trail-Blazers se preguntan si el cambio de clima “secará” a Curry, porque no sólo recuerdan los 37 puntos que les metió anoche, sino también los 36 (9 triples, su récord en playoffs), que consiguió en el primer juego.

Foto: @warriors