El último partido de La Liga española quedó reservado para el campeón, Barcelona, que con dos goles de Lionel Messi empató 2-2 en su visita a Eibar.

Cucurella abrió la cuenta para Eibar, y luego Messi revirtió el resultado para el conjunto catalán en menos de un minuto. Ambas conquistas ratificaron la condición de máximo goleador del torneo para el rosarino por tercer año consecutivo, con 34 conquistas.

Messi obtuvo así su sexto trofeo Pichichi e igualó a Telmo Zarra, quien brilló en el Athletic de Bilbao en las décadas del 40 y el 50.

El argentino Pablo De Blasis, también en el primer tiempo, fue el responsable del empate definitivo para un conjunto local que también contó entre sus titulares con Gonzalo Escalante.

Barcelona completó así La Liga con 87 puntos en 38 partidos, y terminó con una diferencia de 11 unidades con respecto al Atlético de Madrid de Diego Simeone, el subcampeón, y de 19 sobre Real Madrid.

Eliminado de la Champions League en semifinales a manos de Liverpool, el último objetivo de la temporada para el equipo de Ernesto Valverde es la Copa del Rey. La final la disputará el próximo sábado ante Valencia, en el estadio de Betis.

Para ese encuentro, Valverde seguirá de cerca la evolución de Nelson Semedo, quien fue trasladado a un centro hospitalario para hacerle pruebas complementarias tras una contusión en la cabeza sufrida en el partido de hoy ante Eibar.