Desde que el jueves se reunieron los presidentes de varios equipos de Primera División y quedó como una posibilidad latente la eliminación de los Promedios a partir de la próxima temporada, las voces al respecto no dejaron de aparecer.

Después de una tarde en la que los directivos expusieron en un hotel porteño sus posiciones sobre la modificación de la modalidad de los descensos y dejaron casi establecido que el cambio de produciría después de la asamblea de la Superliga, al parecer el panorama varió.

El asuntó cobró gran relevancia y, atento a las consecuencias que podría generan un cambio tan brusco, algunos dirigentes ya no estarían tan seguros de modificar el formato, al menos en el corto plazo.

“Hay que buscar consenso. Hay clubes que están preocupados por el tema del promedio, pero creo que si hay que cambiar un reglamento no puede ser por necesidad”, argumentó hoy el presidente de Boca, Daniel Angelici, y anticipó que “se va a hacer lo que piense la mayoría”.

En declaraciones a CNN Radio Argentina, el apodado Tano amplió: “Cualquier reglamento que se cambie tiene que ser de acá a dos o tres años, no puede ser porque hay clubes que ahora tienen problemas”.

“Es difícil sacarse la camiseta del club, los entiendo, sobre todo en lugares donde si se pierde la categoría te tenés que mudar”, justificó Angelici a algunos de sus colegas.

Por último, señaló: “La idea es discutir todos los temas una vez que estén los 24 clubes que jugarán la próxima Superliga y de ahí llevarlo a una votación”.