Apenas algunas curvas le faltaron a José María Pechito López para completar una aceptable actuación en un fin de semana adverso en Berlín, donde se llevó a cabo la décima fecha de la Fórmula E.

López logró avanzar seis posiciones durante la carrera realizada en el antiguo aeropuerto de Tempelhof, y a metros del final marchaba decimocuarto. Pero la fortuna, una vez más, como tantas otras en esta categoría de monoplazas eléctricos, le dio la espalda.

La unidad del Dragon Racing se quedó sin energía y Pechito resignó todos los casilleros que había recuperado. Después de la carrera, el cordobés puso en duda su continuidad en el equipo.

“Un error del equipo, normalmente te van avisando y despues del full course yellou me dijeron que tenía que ir con todo el resto de la carrera. Nadie me avisó sobre el final, fue por muy poquito. Era cuestion de levantar 10 metros antes en cada recta y llegaba bien”, se lamentó el piloto de Río Tercero.

En diálogo con Fox Sports, el argentino no se esmeró en ocultar su enojo: “Primero fue el error de decirme de ir a fondo y después en las últimas tres o cuatro vueltas nadie por radio me avisó. Estaban tomando unos mates, no sé qué estaban haciendo”.

“Hice casi una carrera perfecta en energía, aprovechando los momentos y ese puesto 14 que había llegado era el que merecía”, consideró.

Acto seguido, López se refirió a su futuro en el equipo de origen estadounidense, donde cosechó más dolores de cabeza que alegrías: “Sé que estamos en un equipo privado, que las cosas son difíciles y a veces nos entusiasmamos, pero a veces las carreras son así y es difícil seguir en términos de ánimo”.

“Hablaré con el equipo para ver qué pasa en las últimas tres carreras. Habrá que ver la cuestión reglamentaria. En mi cabeza la decisión está tomada, no disfruto así. Yo quiero terminar la temporada, pero de esta manera no sirve”, completó Pechito.

La competencia en Berlín quedó en poder del brasileño Lucas Di Grassi, nuevo escolta en el campeonato del francés Jean-Eric Vergné, quien completó el podio, un escalón por debajo del suizo Sebastien Buemi.

La próxima carrera, antepenúltima de la temporada, se disputará el 22 de junio en Berna, Suiza.