El entrenador de Boca Juniors, Gustavo Alfaro, destacó esta noche la “fortaleza interna” de su plantel para llegar a una nueva final en este semestre.

“Felicité a los jugadores porque pusieron a Boca en otra final, y no fue por las bondades futbolisticas sino por la fortaleza interna del grupo. El plantel está muy unido”, dijo el entrenador en conferencia de prensa, luego de la victoria 1-0 frente a Argentinos Juniors.

En cuanto a la serie contra el Bicho, Alfaro comentó:: “Teníamos que haber resuelto la llave en el primer partido, no lo hicimos y dejamos a Argentinos con alguna posibilidad. En el fútbol está demostrado que nunca se gana antes de jugarlo”.

“Este objetivo no estaba dentro del radar nuestro, porque cuando llegué nos juramentamos clasificar a la próxima Libertadores, llegar a octavos de esta Libertadores y ganarle la Supercopa a Central. Apareció esta copa y mientras estemos vamos a pelear todo lo que juguemos”, afirmó.

Para la final con Tigre, Alfaro no podrá contar con los volantes Iván Marcone, expulsado, y Nahitán Nández.

“Todavía tenemos una semana larga para trabajar y ensayar. Analizaremos varias cosas, también tengo la posibilidad de jugar con línea de tres y armar distinto el medio. Uno quisiera tener a todo el plantel, pero igualmente estoy tranquilo porque cualquiera que decidamos poner representará bien la historia de este club”, señaló.

Y continuó: “Vamos a jugar contra un gran equipo que es Tigre, que tiene buenos jugadores y los conozco por haberlos dirigido. Boca va a presentar un equipo muy metido y combativo”.