Central Córdoba de Santiago del Estero venció hoy 2-1 como visitante a Almagro y avanzó a la final del Reducido de la Primera B Nacional, por el segundo ascenso a la Superliga.

El conjunto santiagueño llegaba con ventaja tras la victoria por 2-1 obtenida en la ida, y con el empate en José Ingenieros accedió al cruce decisivo.

Allí espera Sarmiento de Junín, que eliminó en la otra semifinal a Independiente Rivadavia de Mendoza y se jugará su segunda posibilidad de ascender en esta temporada, tras perder el desempate por el primer boleto hacia la Superliga ante Arsenal de Sarandí.

Nahuel Luján abrió el marcador para el Ferroviario a los 22 minutos de juego, tras una buena jugada de Javier Rossi, quien presionó, recuperó la pelota, corrió y asistió de gran manera.

Cinco minutos más tarde, todo se terminó de complicar para el dueño de casa, ya que el árbitro Andrés Merlos le mostró la tarjeta roja a Leonardo Acosta, quien había sido amonestado y protestó la decisión de manera violenta, empujando al juez. Luego, el mediocampista reaccionó aún peor, porque directamente quiso trompear a Merlos, pero pudieron frenarlo.

La ilusión volvió a los corazones de los hinchas de Almagro a los 31, cuando Ezequiel Piovi empató el juego a través de un tiro libre largo que nadie pudo desviar y sorprendió al arquero César Taborda.

En el segundo tiempo, Almagro batalló con uno menos, pero Central Córdoba lo liquidó ya en el descuento con un muy lindo gol de Rossi, quien definió desde afuera del área por sobre la salida del arquero rival.