El seleccionado argentino de fútbol Sub-20 se trasladó hoy a Bielsko-Biala y se entrenó allí a la espera de su partido del martes ante Portugal, luego del gran debut en el Mundial de Polonia.

La goleada 5-2 frente a Sudáfrica le dejó a la Argentina un clima de tranquilidad y eso se vio este domingo en el complejo Ligota, donde hubo una sesión de recuperación para los futbolistas que actuaron en el debut mundialista.

Mañana, el plantel volverá a trabajar y el técnico Fernando Batista dará indicios de la formación que pondrá en el segundo encuentro.

El martes, desde las 18 (las 13 de Argentina), el equipo albiceleste afrontará su segundo cotejo de la Copa del Mundo enfrentando a Portugal, que también triunfó en la primera jornada (1-0 sobre Corea del Sur).