Diego Schwartzman debió esforzarse, y mucho, para dejar en el camino al húngaro Marton Fucsovics en la primera ronda de Roland Garros. El porteño salió airoso de un intenso juego que se definió en el quinto set y en la siguiente ronda chocará con su compatriota Leonardo Mayer.

El tenista argentino, 17° preclasificado y cuartofinalista en 2018, ganó el primer parcial por 6-3 y el tercero por 7-6 (9-7). Fucsovics, 38 del ránking ATP, emparejó el juego con victorias en el segundo set por 6-3 y en el cuarto, con un marcador de 6-2.

En el quinto y decisivo parcial, “Peque” se impuso por 6-2 y se adueño del acceso a la segunda ronda, después de 3 horas y 41 minutos de juego.

Schwartzman capitalizó al máximo la opción que se le presentó para desnivelar en el primer set. Fue en el cuarto game, cuando rompió el servicio del europeo.

Luego ratificó el quiebre en el siguiente game y conservó la diferencia hasta el 6-3 definitivo.

El segundo capítulo fue muchísimo más peleado. El argentino sacó un quiebre de ventaja en el primer juego y tuvo un nuevo break point para adelantarse 3-0.

Sin embargo, Fucsovics reaccionó, se adueñó dos veces consecutivas del servicio de Schwartzman y pasó a la delantera por 4-2. El húngaro cedió terrreno en el game siguiente, pero se impuso nuevamente en el octavo juego y cerró el set con su saque, por 6-3.

El servicio de ambos continuó endeble en el tercer parcial, que marchó directamente hacia el tie break. En el desempate, Schwartzman recién pudo imponerse en su cuarta posibilidad, para quedar nuevamente en ventaja.

El desarrollo no se modificó tampoco en el cuarto parcial. El porteño se adelantó con un quiebre y así se mantuvieron durante cuatro juegos.

En el quinto, el europeo conservó su saque, y en el sexto le dio a su rival el golpe de gracia . Luego, fue todo ganancia para Fucsovics y así el partido derivó en un quinto y decisivo set.

Allí, después de repartirse quiebres en los primeros tres games (fueron en total 10 para cada uno en todo el partido), Schwartzman pudo por fin mantener la delantera y adjudicarse el acceso a la segunda ronda del segundo Grand Slam de la temporada.