Éver Banega es ídolo en Sevilla, club al que llegó hace casi cinco años y en el que ganó dos Europa League. También despierta admiración entre algunos de sus compañeros, como el joven austríaco Maximilian Wöber, quien se refirió al rosarino utilizando una llamativa comparación.

“Cuando lo ves, parece un capo de la mafia, o de la serie Narcos. Luego, sin embargo, siempre está haciendo bromas y es muy buen tipo. Tiene un carácter muy afable”, manifestó el defensor en una entrevista con el portal andaluz Estadio Deportivo.

Más allá de ese extraño elogio, luego se rindió ante el talento del mundialista con el seleccionado argentino en Rusia.

“Es impresionante verlo en el campo. ¡Cómo juega!”, se maravilló Wöber.

Pero en ese vaivén de palos y caricias, el austríaco también se sorprendió de que Banega “en cada partido vea una tarjeta amarilla”.

Aún no queda claro si lo quería ensalzar o hundir, pero al menos en lo que tiene que ver con lo humano y lo futbolístico, quedó claro que a Wöber Banega le cae bien.