El seleccionado argentino de fútbol cumplió hoy en Ezeiza con un nuevo entrenamiento de cara a la Copa América de Brasil, a la espera de Lionel Messi, quien no pudo trabajar con el grupo porque su llegada se demoró debido a inconvenientes climáticos.

Este martes, se sumaron jugadores que arribaron desde Europa, entre ellos aparecieron Paulo Dybala, Lautaro Martínez, Ángel Di María y Germán Pezzella.

Faltan todavía los representantes de River Plate, salvo Milton Casco, quien fue liberado porque está suspendido para actuar en el desquite de la Recopa Sudamericana contra Atlético Paranaense. Los que llegarán el viernes serán el arquero Franco Armani, el mediocampista Exequiel Palacios y el delantero Matías Suárez.

Por su parte, Esteban Andrada, guardavalla de Boca Juniors, recién se integrará el lunes porque tendrá el domingo la final de la Copa Superliga ante Tigre, en Córdoba.

Otro que llegará más tarde será el defensor del Tottneham Juan Foyth, jugador que el sábado tendrá la gran chance de levantar la Champions League en la final contra Liverpool.

Messi trabajará con el grupo mañana y se pondrá a disposición del técnico Lionel Scaloni, quien tendrá dos semanas para darle forma a un equipo que intentará volver a conquistar América luego de 26 años.

La despedida de Argentina antes de partir a Brasil será el viernes 7 de junio frente a Nicaragua, en San Juan, y el debut en el torneo se producirá el sábado 15 de junio ante Colombia.