Lionel Messi habló hoy sobre todos los traspiés que sufrió con el seleccionado argentino, y aseguró que quiere terminar su “carrera ganando algo” con la camiseta albiceleste.

“Quiero terminar mi carrera habiendo ganado algo con la Selección argentina. Y si no, habiéndolo intentado todas las veces posibles. No quedarme con la sensación de que no se me dio y que dejé pasar oportunidades por la gente que no quería que esté”, dejó en claro en una entrevista con Fox Sports.

Para el capitán, “cada derrota duele como la primera”, pero ya no se aflige tanto como antes por la contención de su familia.

“Cada derrota duele como la primera, pero cuando nació Thiago entendí que las prioridades de la vida son otras, y no un partido de fútbol. Me duelen muchísimo, pero después llego a mi casa, veo a mis hijos y a mi mujer y se me pasa un poco”, confió.

Messi consideró que si Argentina hubiera ganado la final del Mundial de Brasil “hubiera cambiado toda la dinámica de la Selección”, y seguramente no habrían sufrido tantos golpes por parte del periodismo y los hinchas en los torneos subsiguientes.

“Con Alemania, las más claras las tuvimos nosotros. Ese partido hubiera cambiado toda la dinámica de la Selección. Capaz que íbamos a (la Copa América de) Chile y también ganábamos. Después de la Copa América de Chile nos empezaron a caer de todos lados, a tratarnos de fracasados, de que perdíamos las finales. Y después fue una tras otra, medio insoportable todo eso”, indicó.

Además dijo que “la gente compra lo que se dice en la televisión, y ve que continuamente se mata a la Selección, que hacen comentarios matando a los jugadores”, y por eso se “empezó a pedir el cambio de generación, con gente nueva”.

“Se tendría que haber ido haciendo de a poco, no limpiar a todos de una”, lamentó Messi.

Justamente por los resultados positivos, confió que los años que más disfrutó con Argentina fueron los que fue dirigido por Alejandro Sabella.

“La época que más disfruté fue con Alejandro en las Eliminatorias, porque cuando ganás todo se hace más fácil, y no perdíamos. Llegamos a la final del Mundial. Además, Alejandro es un gran técnico y una gran persona”, elogió a Sabella.