El delantero de Boca Juniors Darío Benedetto tuvo esta noche una final de Copa Superliga para el olvido ante Tigre, ya que perdió cuatro chances claras y volvió a sumar un nuevo partido sin convertir.

En el primer tiempo, y con el juego 0-0, Benedetto quedó solo ante el arquero Gonzalo Marinelli y remató al poste izquierdo.

Ya en el complemento, ganando Tigre 2-0, el atacante tuvo un cabezazo que salió cerca, un bombazo que Marinelli envió por un costado y otro frentazo que impactó en el travesaño.

Benedetto lleva cinco partidos sin marcar y su último gol se lo marcó al Deportes Tolima, de penal, por la Copa Libertadores de América.