El seleccionado colombiano de fútbol avanzó por penales a los cuartos de final del Mundial Sub-20 de Polonia, tras dejar atrás a Nueva Zelanda.

El equipo sudamericano había empatado el tiempo regular 1-1 y estuvo más certero en los penales (5-4) para festejar el pasaporte a la siguiente instancia.

En la próxima ronda, Colombia chochará con el vencedor de Ucrania-Panamá.