A minutos estuvo el seleccionado Sub 20 de Argentina de clasificar a los cuartos de final del Mundial de Polonia. El conjunto albiceleste estuvo dos veces en ventaja, pero Mali alcanzó el empate en ambas ocasiones, la última de manera agónica en el suplementario, y se quedó con el pase a la siguiente ronda en la definición por penales, por 5-4.

Los primeros dos goles del encuentro llegaron en el complemento. Adolfo Gaich puso en ventaja al conjunto argentino, mientras que Abdoulaye Diaby igualó el juego para el campeón africano.

El propio Diaby en contra, en los primeros segundos del suplementario, tras un remate de Ezequiel Barco, adelantó nuevamente a Argentina en el Bielso-Biala Stadium, de esa ciudad polaca.

Pero Boubacar Konte, en el adicionado del segundo tiempo suplementario, le dio vida a Mali, al anotar el empate definitivo.

La formación africana se medirá el viernes a las 13.30 de nuestro país con Italia, que dejó en el camino al anfitrión Polonia.

El conjunto de Fernando Batista se encontró con un rival que se agrupó bien en defensa, pero que también dejó huecos que Argentina no pudo aprovechar en el primer pasaje del partido.

La pelota estuvo mayormente en poder de los jóvenes argentinos, que se aproximaron con peligro hasta el arco rival a través de distintas vías.

Argentina llegó con tres jugadas construidas por las bandas que Adolfo Gaich no logró definir por el centro, con dos remates de media distancia de Aníbal Moreno que se fueron desviados y con tres cabezazos de Nehuén Pérez.

Fueron todas acciones en las que no conectaron los creadores de juego del equipo albiceleste, que en defensa sólo pasó sobresaltos con un tiro libre de de Sekou Koita que impactó en el travesaño previo desvío de Manuel Roffo, y con un cabezazo de ese mismo jugador que terminó en el techo del arco.

La fortuna que le faltó a Argentina en la primera etapa llegó, y con creces, en los primeros minutos de la segunda.

Clement Kanoute rechazó defectuosamente con su cabeza, la pelota pegó en el taco de Abdoulaye Diaby y quedó una situación inmejorable para Gaich, quien no perdonó y estableció el 1-0 con un zurdazo que se coló entre las piernas de Youssouf Koita.

Un cuarto de hora demoró el equipo africano en sortear el impacto del gol. Argentina manejó la pelota durante ese lapso, pero sin complicar a la defensa rival.

Hasta que Mali se despertó y estuvo cerca de empatar a los 18 con un centro de Hadji Drame que le pasó por encima a Roffo e impactó en el travesaño.

Tres minutos después, la remontada del elenco maliense se cristalizó con un cabezazo de Diaby, quien se tomó revancha de su error involuntario en el primer gol argentino y decretó el empate.

Los minutos posteriores fueron los peores de Argentina en el partido. Las limitaciones en la creación y en la concreción fueron los únicos argumentos por los que Mali no logró revertir el resultado.

De a poco el juego se acomodó para el conjunto albiceleste, que a los 35 tuvo el segundo en la cabeza de Gaich, pero la pelota se fue apenas afuera. Pero el equipo africano también tuvo su chance, con una acción en la que Roffo tuvo que ponerse el traje de salvador ante Koita.

El delantero de San Lorenzo, una de las figuras del partido junto a Facundo Medina, volvió a tener su oportunidad en tiempo adicionado, pero su testazo se fue rozando el travesaño. La definición, entonces, se trasladó al suplementario.

El inicio del alargue le deparó una agradable sorpresa a Argentina. Agustín Urzi logró lo que pocas veces en el partido, profundidad, y el conjunto albiceleste sacó provecho de esa situación.

El volante de Banfield puso a Francisco Ortega en posición de ataque, el chico de Vélez jugó al medio y Barco conectó.

El remate del ex futbolista de Independiente fue defectuoso, pero la pelota impactó en Diaby, nuevamente, y se metió en el arco maliense para el 2-1 argentino.

https://twitter.com/TV_Publica/status/1136008514579513344

Otra vez le costó a Mali sobreponerse a la desventaja. Incluso no inquietó a Roffo durante el resto del primer período suplementario. En el segundo apenas tuvo un intento de reacción, pero Argentina se acomodó y hasta pudo ampliar la ventaja a través de un intento de Fausto Vera.

Sin embargo, en el tiempo adicionado, Mali jugó rápido un tiro libre mientras el árbitro mexicano Fernando Guerrero acomodaba al jugador argentino que estaba en la barrera, y Boubacar Konte marcó el agónico empate.

En la definición por penales, la diferencia estuvo apenas en el disparo que Youssouf Koita le detuvo a Tomás Chancalay.

Mali dinamitó el sueño de Argentina, que estuvo a segundos de meterse entre los mejores ocho equipos del torneo.

Síntesis:

Argentina: Manuel Roffo; Facundo Mura, Nehuén Pérez, Facundo Medina, Francisco Ortega; Fausto Vera, Aníbal Moreno; Julián Álvarez, Gonzalo Maroni, Ezequiel Barco; Adolfo Gaich. Director técnico: Fernando Batista.

Mali: Youssouf Koita; Drissa Diarra, Abdoulaye Diaby, Clement Kanoute, Arnaud Konan; Ousmane Diakite, Sambou Sissoko, Babou Fofana; Hadji Drame, Ibrahima Kone y Sekou Koita. Director técnico: Mamoutou Kane.

Goles, en el segundo tiempo: 3m, Gaich (A); 21m, Diaby (M).

Gol, en el primer tiempo suplementario: 1m, Diaby en contra (A).

Gol, en el segundo tiempo suplementario: 15m, Boubacar Konte (M).

Cambios, en el segundo tiempo: 13m, Pedro De La Vega por Maroni (A); 27m, Boubacar Traoré por Kone (M); 41m, Samake por Fofana (M) y Agustín Urzi por Álvarez (A).

Cambio, en el primer tiempo suplementario: 2m, Santiago Sosa por Moreno (A).

Cambios, en el segundo tiempo suplementario: 2m, Mamadou Traoré por Diakite (M); 10m, Boubacar Konte por Konan (M) y Tomás Chancalay por Barco (A).

Definición por penales: Convirtieron Nehuén Pérez (A), Drame (M), Boubacar Traoré (M), Gaich (A), Koita (M), Sosa (A), Diaby (M), Vera (A) y Sissoko (M). Erró Chancalay (A),

Árbitro: Fernando Guerrero (México).

Estadio: Municipal de Bielsko-Biala (Polonia).