El Mundial de Rusia 2018 es un tema espinoso para quienes integraron el plantel del seleccionado argentino. La eliminación en octavos de final, sumado a los supuestos cortocircuitos entre el plantel y el técnico, Jorge Sampaoli, impactaron hondo. Y Ángel Di María fue bien gráfico para explicar el final de ese ciclo.

“Pasar a Nigeria debía pasar, pero con Francia sabíamos que la cosa no estaba bien. Tuvimos chances de pasarlo, pero terminó todo como debía terminar”, aseguró el futbolista rosarino.

En diálogo con Fox Sports, amplió: “El último Mundial fue un golpe duro para todos. Desde el primer día arrancó todo mal, las cosas no salían, entramos al Mundial con lo justo gracias a Leo (Messi). Y todo eso influyó para que las cosas no salgan bien”.

“Hay varias cosas que no se pueden repetir. Lo principal es lo que se está haciendo ahora, que hay buen ambiente, no hay problemas y eso es fundamental”, completó.