Ricardo Centurión celebró hoy su pase a Atlético San Luis, recientemente ascendido a la Primera División del fútbol mexicano, pero también se refirió a su salida de Racing Club, donde dijo que lo “juzgaron con la panza llena”.

“Muchos creían que lo que pasó era el final de mi carrera, y hoy puedo salir del país a un lindo club. A la gente de Racing le estoy agradecido de por vida. Creo que me juzgaron con la panza llena y no era el momento. Si no se daban los resultados, por ahí me iban a necesitar. Les deseo lo mejor y en un año nadie sabe. Ojalá me toque seguir afuera y que a Racing le siga yendo bien”, deseó en una entrevista con Radio Continental.

Para el volante ofensivo, es una buena chance para “poder jugar”, volver a su “nivel” y “ser profesional en todo sentido”.

“Ellos son los que más se interesaron en mí. La idea es hacer un buen año, con una buena pretemporada desde cero y ver si hacen uso de la opción de compra o vuelvo a Racing. Ir a San Luis me lo puse como objetivo, puede ser una salida para estar en clubes de Europa”, resaltó, ya que su nuevo equipo tiene una conexión con Atlético Madrid.

Centurión no quiere mirar hacia atrás y piensa en dejar los escándalos de lado.

“Sólo resta dedicarme a jugar, ser profesional y demostrarme a mi mismo que puedo llegar a muchos lugares que he perdido y que ojalá pueda alcanzar”, consideró.

Además, destacó que en Atlético San Luis no les dieron importancia a sus inconductas pasadas.

“Cuando me conocieron se quedaron tranquilos de mi persona. Esa es la idea. Me deja contento que no me pusieron trabas en el contrato por mis conductas”, manifestó.

Finalmente les agradeció el interés que tuvieron en contar con él a Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo, entrenadores de Los Angeles Galaxy y Pachuca, respectivamente.

“Es una alegría que me haya llamado Palermo. Quiero agradecerles a él y a Guillermo, que me llamaron y quisieron contar conmigo”, concluyó.