La última semana, seguramente, fue una de las peores en la vida de Neymar Jr. A la acusación que recibió por supuesto abuso sexual, le siguió una lesión en el tobillo que lo marginará de la Copa América que se disputará este mes en su país.

La estrella brasileña incluso llegó a hacer pública una foto de su pie para eliminar ciertas suspicacias en torno a la lesión que sufrió el miércoles pasado en un amistoso con Qatar.

Lo concreto es que este sábado fue revisado por Laurent Aumont, médico de Paris Saint-Germain, su club, y por Gérard Saillant, figura internacional de la medicina deportiva, según informó el equipo galo, y miembro de la junta médica del club.

Ambos confirmaron el esguince del ligamento lateral externo del tobillo derecho y coincidieron en que no será necesario intervenirlo quirúrgicamente.

“El tratamiento de esta lesión se articulará en torno a una rehabilitación funcional. El regreso del delantero del Paris Saint-Germain debería tener lugar dentro de cuatro semanas”, anunció el club francés en un comunicado oficial.