“Esto todavía no está terminado”.

Toronto Raptors le gana la final de la NBA a los Golden State Warriors, los campeones defensores, 3-1, o sea está a una victoria de conseguir su primer título, y el siguiente partido lo jugará en su estadio.

Y él, que es la figura determinante de su equipo y la serie, se muestra cauto, y prefiere no festejar por anticipado.

Así es, así siempre ha sido Kawhi Leonard.

“Esto todavía no está terminado. Debemos mantener nuestra paciencia. Estábamos a dos partidos, antes a cuatro”, apuntó Leonard tras conseguir la segunda victoria consecutiva en el Oracle Arena de Oakland.

Treinta y seis puntos, 12 rebotes, 2 asistencias, 4 robos, 50 por ciento en tiros de cancha, y 55.6 por ciento en triples, esos son los números que dejó Leonard en otra de sus grandes noches.

“Pero nada importa hasta que lográs esa cuarta victoria. Debemos mantener la confianza en nosotros mismos. Tenemos que jugar y solo enfocarnos en tratar de ser el equipo que trabaja más duro en la cancha”, dice a la hora de hablar de la receta para quedarse con el título.

Foto: @Raptors