El experimentado mediocampista italiano Daniele De Rossi finalmente no llegará a Boca Juniors para jugar allí a partir de la próxima temporada, ya que el futbolista decidió emigrar a la MLS estadounidense.

A Boca cada día se le caen negociaciones por refuerzos y este martes la chance de sumar a De Rossi quedó trunca, ya que el volante de 35 años continuará su carrera en Los Ángeles FC, tras haberse despedido de la Roma italiana como un ídolo de la institución.

De Rossi manifestó públicamente su fanatismo por Boca y a partir de esas declaraciones creció la posibilidad para que el club argentino lo incorpore, en un puesto en el que Gustavo Alfaro necesita reforzar, de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores de América y a la Superliga 2019/20.

Durante este mercado de pases, Boca ya había recibido las negativas del chileno Gary Medel y Eduardo Salvio, y se le complica la posibilidad por Maximiliano Meza.

Continuará la dirigencia Xeneize por tratar de repatriar al mediocampista Ever Banega, quien tramita una salida del Sevilla español.