Chris Froome no correrá el Tour de Francia.

Dicha así, la noticia impacta dada la trascendencia del protagonista y el acontecimiento.

Pero la noticia impacta aún más cuando se conocen los motivos por los cuales el británico no correrá la competencia ciclística más importante del mundo.

Froome chocó contra un muro cercano a una carretera ubicada en la localidad de Saint André D’Apchon, durante la crono (cuarta etapa) de la competencia Critérium du Dauphiné, a raíz de lo cual sufrió fracturas en el fémur y codo derechos, y varias costillas.

Tras el accidente, el ciclista fue atendido en el hospital de Roanne, donde se determinaron las lesiones, y de allí fue trasladado al hospital Universitario de Saint-Etienne, donde se inició el tratamiento.

“Chris había trabajado increíblemente duro para ponerse en forma fantástica y estaba en el buen camino para el Tour, que lamentablemente ahora echará de menos”, dijo Sir Dave Brailsford,  responsable del equipo INEOS en un comunicado de prensa.

Posteriormente, Brailsford agregó que “una de las cosas que distingue a Chris es su fortaleza mental y su capacidad de recuperación, y lo apoyaremos totalmente en su recuperación”.

Froome iba a buscar en este 2019 conquistar su quinto Tour de Francia, algo que finalmente deberá esperar.

Foto: @TeamINEOS