El seleccionado masculino de voley cosechó su cuarta derrota consecutiva en la Liga de las Naciones, al caer esta tarde ante los Estados Unidos por 3-1.

El equipo dirigido por Marcelo Méndez cayó por parciales de 25-22, 25-19, 21-25, y 25-21, en un encuentro llevado a cabo en el Palace of Culture and Sports de Cannes, Francia.

Facundo Conte, Federico Pereyra y Agustín Loser, con 16, 14 y 12 puntos, respectivamente, fueron los principales anotadores de la Argentina.

Por su parte el estadounidense Benjamin Patch fue el goleador del encuentro, con 17 puntos.

A pesar de la derrota, la Argentina tuvo buenos momentos a lo largo del encuentro, y ellos tuvieron su origen cuando mejoró su defensa (por pasajes el bloqueo fue casi impenetrable), y la recepción.

Sin embargo la irregularidad fue su Talón de Aquiles. En el primer set, por ejemplo, el equipo de Méndez se mantuvo en juego hasta el 19-19, y de ahí en más comenzó a fallar.

En el segundo parcial, la situación volvió a repetirse. Sacó una renta de 3 puntos (14-11), pero una vez que Estados Unidos (que además de la de Patch tuvo otras buenas actuaciones como las de Taylor Sander y Maxwell Holt) igualó el marcador (14-14), ya no tuvo problemas en dominar el desarrollo en el juego.

“No nos vayamos del juego, y hagamos lo que veníamos haciendo”, repitió Méndez en más de un tiempo técnico, pero sus jugadores no pudieron romper esa tendencia y terminaron perdiendo el encuentro.

Tras este encuentro, Argentina cayó a la novena posición de la tabla general, con un registro de 2 victorias y 5 derrotas,

El seleccionado volverá a presentarse mañana, a las 15, cuando se enfrente a Francia.

Foto: @FIVBVolleyball