El seleccionado ucraniano de fútbol Sub-20 se coronó hoy campeón Mundial de la categoría en Polonia, tras vencer en la final a Corea del Sur por 3 a 1.

Con goles de Supriaga, en dos oportunidades, y Tsitaishvili, el conjunto europeo le dio vuelta el partido a los coreanos y gritó campeón por primera vez.

Corea, que compartió su zona con Argentina, se había adelantado por intermedio de Kaing-In, de tiro penal, pero luego no pudo mantener la distancia.

Luego del encuentro, la FIFA entregó los premios y fueron elegidos: el arquero ucraniano Andriy Lunin como Guante de Oro, el mediocampista coreano Kangin Lee como mejor jugador (Balón de Oro) y el noruego Erling Haland como goleador (Bota de Oro).