Esteban Andrada arribó esta mañana a Buenos Aires, tras haber sido desafectado del seleccionado argentino que participa de la Copa América de Brasil, por una lesión en su rodilla derecha.

Si bien el arquero espera “que sea leve” la lesión, serán fundamentales los primeros días de su recuperación en Boca Juniors, porque hasta podría tener que someterse a una cirugía.

“Tengo que recuperarme bien, espero que sea leve. Por el momento no es nada grave, tengo que esperar que se desinflame la rodilla y ver cómo evoluciona. Si en las primeras prácticas me deja correr o saltar, en diez días estoy. Si se complica o molesta, me van a hacer una artroscopía para ver si hay algo medio roto adentro”, confió Andrada en el Aeropuerto de Ezeiza.

Antes del retorno, el futbolista había indicado que la recuperación podía demandar “una semana o un mes”.