El plantel de Boca Juniors, bajo el comando de Gustavo Alfaro, dio inicio hoy en Casa Amarilla con su pretemporada, sin la presencia de caras nuevas porque Alexis Mac Allister, el primer refuerzo, debe terminar trámites administrativos para sumarse.

La principal novedad fue que Emanuel Reynoso se movió con normalidad a la par el grupo, luego de recuperarse de una lesión.

Los jugadores se hicieron exámenes médicos y continuarán mañana con los trabajos en Cardales, donde estarán hasta el 30 de junio, cuando viajarán a los Estados Unidos. Allí, jugarán una serie de amistosos, de cara al reinicio de la competencia oficial, con su foco puesto en la serie de octavos de final de a Copa Libertadores de América frente a Athlético Paranaense.

En tierras estadounidense, Boca enfrentará el 3 de julio al América, en Nueva Jersey, el 6 de julio jugará frente a Chivas de Guadalaja, en Seattle, y el 10 se medirá con Tijuana, en esa ciudad de México.

El arquero Esteban Andrada arrancará también con su recuperación, luego de haber sufrido una lesión de rodilla en una práctica con el seleccionado argentino en la Copa América de Brasil.

El Director Deportivo Nicolás Burdisso estuvo en el primer día dialogando con Alfaro y espera poder cerrar más refuerzos en los próximos días.