Es muy probable que, en lo que resta de la semana, no haya ningún tipo de novedades en el tema incorporaciones en Newell’s. ¿El motivo? En el club rosarino no hay plata para efectuar ofertas concretas por los jugadores que pretende el técnico Frank Kudelka.

Las charlas y tratativas con varios futbolistas apuntados por el entrenador leproso continúan, pero por ahora parece lejana la resolución favorable de esas operaciones.

Mientras tanto, la dirigencia empezó la etapa de renovación de contratos con los actuales integrantes del plantel que vencen el próximo 30 de junio.

El primero fue el defensor Mariano Bíttolo, ya que Kudelka dio el visto bueno para que continúe en la entidad rosarina. Finalmente se extendió el vínculo por un año y a préstamo, sin cargo, manteniendo la cláusula de 400.000 dólares por la compra de la mitad del pase.

Por otra parte, Leandro Grimi extendería su relación laboral con Newell’s hasta el 31 de diciembre. Cabe recordar que hasta ahora no pudo debutar por una serie de lesiones que estuvo padeciendo y optó por no cobrar su sueldo.

Todo indica que Kudelka tendría en cuenta al ex Racing y Huracán, siempre y cuando esté en óptimas condiciones físicas.

Después aparece como más complicada la situación de Teodoro Paredes, quien arribó al club mediante una cesión a préstamo por una temporada y con la opción de adquirir el 80 por ciento de los derechos económicos a cambio de 350.000 dólares, en el caso que continuara en Newell’s.

El pase pertenece a Nacional de Paraguay y ese club sólo aceptaría lo firmado a mediados del año pasado, porque no estaría de acuerdo con la chance de renovar bajo las mismas circunstancias.

Esa, básicamente, sería la intención de la Comisión Directiva encabezada por el presidente Eduardo Bermúdez ante la delicada situación financiera que vive la institución del Parque Independencia.