Liderado por Facundo Campazzo, el Real Madrid, en condición de visitante, derrotó esta tarde al Barcelona por 74 a 68, y se consagró campeón de la Liga ACB de España 2018/19.

Quince puntos, 9 rebotes, 6 asistencias, 2 robos de balón, y 28 puntos de valoración, no sólo convirtieron a Campazzo es la figura determinante del juego, sino que le valieron también ser elegido como el MVP de la final.

“Intento hacer lo que el equipo me pide, lo que el entrenador necesite, trato de amoldarme a mis compañeros. Estos es lo bueno de estar en el Real Madrid, donde se mueven los egos y todos empujamos hacia un mismo objetivo”, dijo Campazzo tras el partido.

El base cordobés, por otra parte, se convirtió en el primer jugador argentino en conseguir el MVP en las finales de la liga española. En los cuatro partidos definitorios, promedió 14 puntos (50% en tiros de campo y en triples), 3,7 asistencias, 3,3 rebotes, 1,2 robo y 19,2 de valoración.

Lo hizo en el mismísimo “Palau Blaugrana”, donde ya había levantado el trofeo en cinco ocasiones más (1986, 1994, 2000, 2007 y 2015), en un encuentro en el que volvió a llevar la iniciativa.

Además de Campazzo, en el Madrid brilló el africano Walter Tavares (10 puntos y 13 rebotes), y un escalón por debajo se ubicaron el francés Fabien Causeur, el español Rudy Fernández y el estadounidense Anthony Randolph. 

En cancha también estuvo el santiagueño Gabriel Deck, quien aportó un rebote y tres asistencias.

“El equipo lo buscó siempre durante toda la temporada. Hubo muchas piedras en el camino y supimos moverlas. Cuando nos chocamos con la pared en las duras derrotas supimos sacar nuestra mejor cara y nuestra mejor versión”, agregó Campazzo.

El Real se proclamó campeón de Liga por 35ma. vez en su historia tras derrotar en la final al Barcelona por un global de 3-1, conquistando el título por segundo año consecutivo y el cuarto en las últimas cinco temporadas.

Foto: @ACBCOM