Esteban Guerrieri sumó este sábado un nuevo podio en el mítico trazado de Nürburgring y se afianzó en lo más alto de las posiciones de la Copa Mundial de Autos de Turismo (WTCR), tras la disputa de la quinta fecha del campeonato.

El piloto porteño, que el sábado logró un excelente segundo lugar en la Carrera 1, cosechó hoy una séptima y una tercera posición en las carreras restantes y se escapó en la cima del torneo, beneficiado por la escasa cosecha de puntos de sus principales competidores por el título.

Con cierta dosis de fortuna terminó Guerrieri el fin de semana en el circuito alemán de 25.37 kilómetros de extensión. Es que, tal como comentó a Fox Sports, su Honda Civic TCR número 86 se quedó sin embrague después de la Carrera 2, en la que debutó como ganador el sueco Johan Kristoffersson, y la incertidumbre regó la largada de la última competencia.

“Tratamos de repararlo, pero no había caso. Vamos a la grilla, enfriamos con agua, (movimos) para adelante y para atrás, y nada. Y después, por una tocada del cielo, habrá sido mi vieja o mi viejo, se despegó. Iba a largar con el botón (de control de largada) en primera, de cero, a ver si podía, pero se despegó el embrague y pude largar bien”, comentó el piloto de Mataderos.

En el desarrollo de la prueba, Guerrieri perdió una posición en manos del alemán Benjamin Leuchter, quien finalmente logró su primera victoria en la categoría con su Volkswagen Golf GTI TCR , y luego cedió un casillero ante el Audi RS3 LMS del belga Frederic Vervisch, quien culminó segundo.

Distinta suerte corrió durante todo el fin de semana el cordobés Néstor Girolami, coequiper de Guerrieri en el equipo All-Ink.com Münnich Motorsport.

El piloto de Isla Verde, que el viernes se subió al último escalón del podio, apenas completó tres vueltas en la Carrera 2 por un inconveniente en el radiador del Honda Civic TCR número 29.

Por ese mismo problema, Girolami debió largar desde boxes en la competencia que marcó el cierre del fin de semana en Nürburgring y avanzó hasta el decimoctavo puesto definitivo.

La próxima cita del WTCR, sexta del calendario, se disputará el en trazado urbano de Vila Real, en Portugal, entre el 5 y el 7 de julio.