El entrenador de Vélez Sarsfield, Gabriel Heinze, admitió este sábado el momento exacto en que tomó la decisión de continuar en su cargo, pese a los sondeos que recibió de otros equipos, por ejemplo Newell’s.

En una extensa conferencia de prensa, el apodado Gringo se refirió también a los primeros trabajos de pretemporada y a los nuevos refuerzos: Fernando Gago, Tomás Guidara y Maximiliano Romero.

“Respecto a mi decisión de continuidad, cómo verán, no me costó mucho seguir en Vélez. Lo definí ni bien terminó la serie con Boca”, reconoció Heinze, en referencia a los cuartos de final de la Copa Superliga.

En la Villa Olímpica de Vélez, el ex futbolista del seleccionado argentino aseguró que su amistad con Gago no influyó en el regreso del mediocampista al Fortín.

“La llegada de Gago no tuvo que ver con mi relación con él, y no va a influir en nada, pero estamos muy contentos que esté con nosotros”, manifestó.

En ese sentido, agregó: “La experiencia de Gago es muy importante. Futbolísticamente hay que esperar cómo evoluciona día a día”.

Además, advirtió que a Guidara lo viene “siguiendo hace mucho“, al igual que a Romero.

Sobre los futbolistas que pueden marcharse, aseguró: “Te complica la venta de jugadores porque no sabés cuándo van a realizarse. Pero está todo hablado con los directivos. Ya analizamos y tenemos todo preparado para cualquier cosa que suceda”.

Luego, se pronunció puntualmente acerca de la salida prácticamente consumada de Lucas Robertone a Sporting de Lisboa.

“Estoy dolido con lo que pasó con Robertone, dado que vivimos muchas cosas. Me molestó que no se respete la profesión y los valores. Me molestó y mucho”, remarcó.

Por último, se refirió al presente del seleccionado argentino y a la posibilidad de asumir en un futuro no muy lejano como entrenador de ese equipo.

“No tengo ninguna cláusula de salida en mi contrato en caso de que me llamen de alguna Selección. Hoy pienso en Vélez y quiero que le vaya bien a Argentina”, completó.