San Lorenzo derrotó esta noche en el Polideportivo Roberto Pando de Boedo a Instituto de Córdoba por 78-74, y de ese modo puso 2-0 la serie que sostienen por la final de la Liga Nacional de Básquetbol.

Los estadounidenses Dar Tucker (20 puntos), Donald Sims (17), y José Vildoza (13), fueron los principales anotadores de San Lorenzo, que sólo los tuvo a ellos tres como sus únicos jugadores con dos dígitos en el goleo.

A pesar de los 78 puntos, el equipo de Boedo no tuvo una buena noche en ataque. Encestó apenas 27 de los 67 lanzamientos que realizó durante el partido, y sólo consiguió 5 puntos en contraataque, una de sus principales armas.

Instituto tuvo en Gastón Whelan (21 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias) y Luciano González (20 puntos y 5 rebotes), a sus principales figuras, y un escalón por debajo habrá que ubicar al uruguayo Esteban Batista (11 puntos y 9 rebotes).

Un párrafo aparte se merece el juego interior desplegado por los hombres de Instituto, el cual le permitió convertir 38 puntos en la zona de la pintura, y ganar la pelea en los tableros (48 a 39).

San Lorenzo pareció tener relativamente encarrilado el encuentro al final del tercer cuarto (el cual ganó 26-15, lo cual le permitió ponerse 60-44), pero esa sensación comenzó a diluirse a medida que fue transcurriendo el último parcial.

Liderado por Whelan, Instituto se vino encima, y llegó a ponerse un punto abajo (67-66), a 3.35 del final.

La irrupción de Vildoza y Jerome Meyinsse en la segunda mitad del último cuarto, resultó vital para San Lorenzo que recuperó la línea, y volvió a tomar una respetable ventaja de 10 puntos (76-66), gracias a un triple convertido por Vildoza.

Sin embargo la irregularidad y las malas decisiones volvieron a poner a San Lorenzo al borde del precipicio, pero como sucedió en el primer partido a Instituto no tuvo ni demasiado tiempo ni oportunidades.

La serie se trasladará ahora al gimnasio “Angel Sandrín” de Córdoba, donde ambos volverán a enfrentarse el próximo martes, desde las 21.

Foto: @CASLABasquet