Las dirigencias del Milan e Inter decidieron demoler el mítico estadio San Siro y construir uno nuevo a pocos metros del actual recinto, con capacidad para sesenta mil personas, para la temporada 2022/23.

“Construiremos un nuevo San Siro junto al viejo en la misma área de concesión. El actual será derribado y se construirán nuevos edificios”, comunicó el presidente del Milan, Paolo Scaroni.

El tradicional San Siro fue inaugurado en septiembre de 1926 y albergó importantes competencias e incluso fue sede de los Mundiales de 1934 y 1990.

También recibió a la Eurocopa de 1980 y fue escenario de finales de Champions en cuatro oportunidades.