El plantel argentino campeón del mundo en softbol regresó hoy al país, luego de haber levantado el titulo en República Checa en la final ante Japón.

“Siempre quedábamos ne la puerta y por suerte se nos dio. Lo buscamos mucho y estamos muy contentos”, expresó Bruno Motroni, capitán del equipo, desde el aeropuerto de Ezeiza.

En el camino hacia el título, Argentina aplastó 9-0 a Estados Unidos en cuartos de final, 7-0 a Canadá en semifinales, y en el encuentro decisivo remontó una desventaja de 0-2 para quedarse con el título por primera vez en su historia.