El seleccionado de Venezuela aguarda con confianza el choque que sostendrá el viernes en Río de Janeiro ante Argentina, por los cuartos de final de la Copa América.

Lo que en otro tiempo hubiera significado un premio para La Vinotinto, en la actualidad representa un desafío por el que están dispuestos a dar pelea, para meterse entre los mejores cuatro equipos del torneo que se disputa en Brasil.

Los antecedentes recientes sostienen esa ilusión para el conjunto venezolano, principalmente la merecida victoria que obtuvo ante Argentina en marzo pasado, en la ciudad de Madrid.

En esa dirección se mostraron luego del entrenamiento de este martes Jefferson Saverino y Luis Mago, integrantes del plantel que conduce Rafael Dudamel.

“Argentina será un rival difícil pero no imposible. Intentaremos pasar de ronda”, anticipó Savarino.

Por su parte, Mago aseguró que la última victoria ante Argentina por 3-1 le da a Venezuela “un plus mental”.

“Saber todo lo bueno que venimos haciendo y el buen funcionamiento ayuda. El partido que jugamos en España contra ellos nos va a ayudar bastante para salir con una mentalidad positiva para el partido”, manifestó el lateral izquierdo venezolano.

Venezuela llegó a cuartos de final como segundo del Grupo A, con dos empates, ante Perú y Brasil, y un triunfo, frente a Bolivia.