Para el entrenador Diego Cocca es una prioridad la llegada del delantero Cristian Chávez a Rosario Central. Por eso la dirigencia auriazul le ha hecho varias ofertas a sus pares de Aldosivi, club dueño del 70 por ciento del pase (el 30 por ciento restante pertenece al futbolista). Pero hasta ahora el mandamás del Tiburón, José Moscuzza, no quiere dar el brazo a torcer ni bajar un poco sus pretensiones.

La diferencia es de 400 mil dólares entre la propuesta del conjunto rosarino (1,4 millones) y lo que pide el presidente del club bonaerense (1,8 millones). La negociación se está dilatando más de lo esperado y continúa en pie porque Chávez, que tiene un año más de contrato con Aldosivi, ya ha manifestado su intención de jugar en Central.

En las próximas horas habría una definición, y aparentemente los directivos del Canalla, como última opción, agregarían otros 100 mil dólares para llegar a 1,5 millones de la moneda estadounidense. La actitud de Moscuzza es peligrosa, porque en caso de caerse la operación, Central es el único interesado por Chávez y Aldosivi no recibiría un solo dólar.

Además, el club marplatense se quedaría con un jugador a disgusto en el plantel que seguramente el 30 de junio de 2020 se iría con el pase en su poder, generando una gran pérdida económica para la institución.

Por las dudas, el apuntado para reemplazarlo sería Federico González, de Tigre. También aparece como opción Sebastián Ribas, de última temporada en Lanús y de gran paso por Patronato de Paraná en la temporada 2017/2018, con 13 goles marcados.              

El plantel de Central completó por la mañana una nueva práctica de la pretemporada que está realizando en el predio de Arroyo Seco. Luego habló en conferencia de prensa Ciro Rius y se refirió al complicado momento del equipo que lo tendrá peleando por mantener la categoría.

“Estoy contento de estar acá, me recibieron todos muy bien. Yo siempre tuve el sueño de jugar en Central y la propuesta me seducía desde muchos aspectos. Sé que estamos en una situación complicada pero es un lindo desafío”, aseguró.

Después fue el turno de Emanuel Brítez, otra flamante incorporación auriazul.

“El interés que tuvo Central en mí fue muy importante y desde ese día le dije a mi representante y al mánager de Unión que mi prioridad estaba en Rosario. A mí me gusta la pasión que hay acá por el fútbol y por eso me incliné a venir. Tuve varias ofertas, pero decidí estar donde quiero”, remarcó.