Y un viernes por la tarde, en Río de Janeiro y por la Copa América, Lionel Messi cantó el himno argentino en la previa de un partido del seleccionado.

La situación llamó la atención no solo porque entonó esas estrofas como nunca antes con la camiseta albiceleste sobre su pecho, sino por el énfasis que el capitán del representativo nacional le imprimió a su canto.

Al término del encuentro, que terminó con victoria para el conjunto que dirige Lionel Scaloni por 2-0 ante Venezuela, Messi explicó la razón que lo llevó a cumplir con uno de los requisitos, no deportivos, que muchos le pedían que cumpliera.

“Hoy tenía ganas y lo canté”, aseguró, con una sencillez para nada impostada, en la zona mixta del estadio Maracaná.