Las Leonas concluyeron en la cuarta posición la primera edición de la FIH Pro League, tras perder el partido por la medalla de bronce ante Alemania por 3-1 en la definición por shoot out, luego de haber igualado 1-1 el tiempo reglamentario.

Como sucediera ante Australia en semifinales, Las Leonas tuvieron su momento en el juego, consiguieron marcar su gol (Micaela Retegui, a los 6 minutos. Luego salió del juego por un golpe recibido en la naríz), pero no supieron aprovechar lo que generaron después, y al final lo terminaron pagando caro.

Pero a esa falta de puntería, el equipo dirigido por Carlos Retegui le agregó en esta oportunidad un error: la desconcentración con la que salió a jugar el segundo tiempo, algo que Alemania aprovechó a los 2 minutos, cuando Anne Schroder anotó el gol del empate.

Después de la igualdad, el encuentro se hizo mucho más parejo, pero en el último cuarto Las Leonas mostraron una mayor decisión que las alemanas para buscar el triunfo.

Presionaron, manejaron la bocha, el campo fue suyo, pero no crearon situaciones de gol, en gran parte por la buena defensa de Alemania.

En la definición en los shoot out, Las Leonas volvieron a exhibir la falta de precisión necesaria. Agustina Albertarrio, Florencia Habif y Lucina von der Heyde fallaron sus remates, y sólo Carla Rebecchi introdujo la bocha dentro del arco.

“El partido fue muy trabado, muy cerrado, y ellas se dedicaron a destruir nuestro juego. El arbitraje nos perjudicó porque el rival repartió mucho y y muy fuerte, y no fue sancionado como nosotras. Nos vamos con mucha bronca. Lo pudimos ganar antes de los penales, y no pudimos, eso es una cosa por mejorar”, señaló María José Granatto en declaraciones realizadas a ESPN.

Las Leonas estuvieron cerca, primero de meterse en la final, y luego de colgarse la medalla de bronce. No pudieron, pero ahora ya están enfocadas en la búsqueda de la clasificación olímpica, algo que tratarán de cerrar en los Panamericanos de Lima.

Foto: FIH