Matías Rossi se la jugó por completo en la última vuelta, nada menos que ante Facundo Ardusso, y la apuesta resultó exitosa, porque le permitió imponerse por segunda vez en la temporada en Súper TC2000.

Poco le importaron los 60 kilos extra que cargó sobre su Toyota Corolla en el autódromo de Paraná, donde se disputó una atrapante quinta final del campeonato.

El piloto de Del Viso, que persiguió al Renault Fluence de Ardusso durante toda la carrera después de una largada no del todo buena, ensayó una maniobra magistral en los metros decisivos sobre un Fluence sin lastre.

Se pasó un poco en ese intento de superación el ganador de la tercera fecha en El Villicum, pero no lo suficiente como para permitir la recuperación de Ardusso, quien debió conformarse con la segunda posición.

Leonel Pernía, por su parte, no tuvo la mejor largada partiendo desde la pole, a raíz de los 70 kilos que tuvo que agregar a su Fluence tras encabezar la Súper Clasificación del sábado, por la reforma reglamentaria que implementó la categoría a partir de esta cita entrerriana.

Pero el tandilense logró recuperar terreno y avanzar hasta la tercera posición final, culminando su remontada con una maniobra al límite sobre Ricardo Risatti.

Pernía se mantuvo así al frente del campeonato con 88 puntos, seguido por su compañero de equipo Ardusso con 72 y Rossi con 64.

La próxima fecha, sexta de la temporada, se disputará el 21 de julio en el autódromo Martín Miguel de Güemes de Salta.

Foto: Prensa Toyota Gazoo Racing