El serbio Novak Djokovic no quiere dejar nada librado al azar, y con el fin de retener su título de campeón de Wimbledon y alcanzar su Grand Slam número 16 sumó a su equipo de trabajo al croata Goran Ivanisevic.

“Estaba de viaje en Suecia y recibí la llamada de Djokovic, algo que me tomó completamente por sorpresa. Cuando alguien como Djokovic te llama es un reconocimiento como entrenador”, señaló Ivanisevic a la cadena Sportklub Hrvatska.

Ivanisevic, de 47 años, fue campeón en Wimbledon en 2001, año en que jugó ese torneo gracias a una invitación especial, dado que ocupaba el lugar 125 del ranking, y llegó a otras tres finales.

“Estoy encantado por haber sido elegido y feliz por trabajar junto a Marian (Vajda, entrenador principal de Djokovic)”, agregó Ivanisevic, dueño de un potente saque y un veloz juego de ataque.

Djokovic, el “pupilo” de Goran, debutará mañana ante el alemán Philipp Kohlschreiber.

Foto: ATP/Getty Images